Nos enfrentamos a muchos tipos de urgencias veterinarias cada día, pero la experiencia nos ha mostrado que hay cinco que se repiten habitualmente y afectan a cualquier perro o gato, sin importar su raza o tamaño.

1. Mi perro o gato se ha comido un objeto

En veterinaria nos referimos a este tipo de urgencia como que el animal ha ingerido un “cuerpo extraño”.

Esta situación es habitual sobretodo en cachorros. Pueden tragarse cualquier cosa, en nuestra clínica hemos visto desde juguetes, calcetines y hasta ¡agujas de coser!

Algunos de los síntomas más habituales de que un perro o gato se haya comido un objeto son:

  • Vómitos. Se producen incluso tras ingerir agua.
  • Arcadas y babeo. Si el objeto todavía está alojado en el esófago.

Lo importante es extraer el objeto lo antes posible para evitar que se dañen las estructuras del aparato digestivo como esófago e intestino delgado. Muchos cuerpos extraños en el esófago pueden dificultar la respiración. 

Este tipo de urgencia se resuelve mediante Endoscopia, una técnica que permite explorar órganos huecos como el aparato digestivo sin necesidad de cirugía. Se accede al aparato digestivo a través de la boca utilizando tubos flexibles dotados de diferentes herramientas. Por un lado la cámara, para localizar la posición del cuerpo extraño y por otro, pinzas y cestas para extraerlo.

Recomendamos que se acuda a una clínica especialista en Endoscopia y con experiencia. El éxito de la endoscopia está directamente relacionado con la experiencia del especialista.

En la Clínica Veterinaria Velázquez tenemos más de 10 años de experiencia en la especialidad de Endoscopia.

2. Síndrome del Gato Paracaidista

Así es cómo los veterinarios definimos al gato que ingresa con diferentes lesiones tras haberse caído desde gran altura, normalmente desde una ventana o una terraza.

No es que el gato se tire a propósito, sino que es un animal curioso por naturaleza al que le gusta trepar y probar su equilibrio, por lo que está más expuesto a resbalar. También puede sentirse atraído por algo del exterior (un pájaro, una hembra en celo…) y no valorar bien el peligro. Se trata de una urgencia más común entre gatos jóvenes o que no estén castrados.

¿Qué debes hacer si tu gato se ha caído por una ventana? Lo primero es comprobar si respira y el color de la lengua, si está de color morado/ azulado el golpe ha podido afectar a los pulmones o se ha podido romper el diafragma, por lo que hay acudir de urgencia a un veterinario.

Lo habitual en este tipo de urgencias es que el gato ingrese con múltiples golpes y fracturas.

3. Vómitos o diarrea con sangre

Es el tipo de urgencia veterinaria más común de todas y puede ser causada por multitud de factores de mayor o menor gravedad. Lo más habitual es que sean síntoma de una indigestión tras haber comido alimentos inapropiados o en mal estado.

En cualquier caso, se debe acudir al veterinario para que averigüe la dolencia.

Si quieres ampliar información, te recomendamos que leas estos consejos:

¿Qué debo hacer si mi perro vomita?

Alimentos prohibidos para los perros

4. Mordiscos

Sutura realizada a un perro que acudió a la clínica de urgencia por un mordisco.

A pesar de que es una experiencia traumática tanto para el perro, como para su dueño, la mayoría de este tipo de urgencias se resuelven de forma sencilla con sutura y antibióticos. La saliva de los perros contiene muchos gérmenes, por lo que es importante administrar antibiótico para prevenir una infección o curarla si es que ya existe.

En el caso de que tu perro haya sido mordido por otro perro, te aconsejamos que acudas a un veterinario de urgencia para que sea tratado. Si la herida sangra mucho, comprímela con una gasa o trapo limpio para evitar una hemorragia.

5. Atropellos

Los atropellos conllevan fracturas y traumas muy dolorosos para perros y gatos, por lo que es importante que acudas a un veterinario lo antes posible.

Te recomendamos que controles la respiración del animal, si observas dificultad respiratoria debes advertir al veterinario, el golpe puede haber provocado neumotórax (colapso pulmonar).

En el caso de que el animal sangre abundantemente, deberás taponar la herida con una gasa o trapo limpio hasta llegar al veterinario para evitar una hemorragia.

Si necesitas ayuda, puedes acudir a nuestra clínica veterinaria cualquier día a cualquier hora, tenemos urgencias 24 horas con veterinario presencial los 365 días del año.

c/ Velázquez 109 en Madrid o llámanos al 915627769