Caso de un perro con dientes de leche persistentes, tratado con éxito en la Clínica Veterinaria Velázquez