La ecografía veterinaria es una herramienta de diagnóstico que se utiliza cada vez más. En la Clinica Veterinaria Velázquez en Madrid contamos con todo el equipamiento necesario para realizar ecocardiografías, auxilio a biopsias y ultrasonografía ocular, articular y abdominal.

La ecografía es un método inocuo que no requiere de mayores preparaciones, salvo que el paciente venga en ayunas si es posible y sin orinar. En algunas ocasiones, necesitamos rasurar el abdomen para que al aplicar el gel de ultrasonidos la visualización de las imágenes sea mejor.

¿CUÁNDO SE UTILIZA LA ECOGRAFÍA VETERINARIA?

La ecografía es de gran utilidad para el diagnóstico, sobretodo en las situaciones que vemos a continuación:

  • Animales politraumatizados: la ecografía nos permite diagnosticar hemorragias abdominales, rotura de órganos, hernias diafragmáticas, entre otras cosas.
  • Abdomen agudo: permite ver alteraciones como pancreatitis, hepatitis o peritonitis.
  • Síntomas gastrointestinales: vómitos, diarreas crónicas o presencia de sangre en heces pueden requerir la ecografía abdominal para determinar el origen. Con la ecografía también podemos diagnosticar cuerpos extraños, intususcepciones, enfermedades inflamatorias o neoplasias.
  • Alteraciones en las enzimas hepáticas: la ecografía se utiliza para la evaluación del parénquima hepático y de la vesícula biliar.
  • Evaluación del tamaño y forma de las glándulas adrenales.
  • Alteraciones de la micción: Podemos observar la presencia de cistitis, neoplasias vesicales, obstrucción urinaria por cálculos, entre otras cosas.
  • Aparato reproductor femenino: está indicada la realización de la ecografía para evaluar útero y ovarios ante la posibilidad de piómetra, mucómetra o hidrómetra. También para evaluar los ovarios por sospecha de quistes ováricos. Sin duda, la ecografía también es de gran utilidad en el seguimiento de la gestación: nivel de desarrollo de los fetos, estrés fetal o fecha aproximada del parto.
  • Aparato reproductor masculino: podemos observar la presencia de hiperplasia benigna de próstata, quistes o abscesos prostáticos, orquitis, epididimitis, torsión testicular y tumores testiculares. También podemos localizar testículos ectópicos.
  • Insuficiencia renal (aguda o crónica): evaluación del parénquima y pelvis renal así como del resto del sistema urinario.
  • Seguimiento en pacientes oncológicos: para la evaluación de linfonodos abdominales, así como de órganos susceptibles de presentar metástasis.

Es importante indicar que la ecografía no siempre aporta un diagnóstico definitivo. En ocasiones es necesario realizar pruebas complementarias como análisis o radiografías.

 

¿Tienes alguna duda sobre nuestro servicio de ecografía? puedes contactar con la Clínica en el 91 562 77 69 o enviarnos tu consulta por email AQUÍ