A continuación queremos informate sobre todo lo que deberías saber sobre la castración, tanto para hembras como para machos.
¿Sabías que castrando su mascota estás mejorando su salud?
Los animales castrados aumentan su expectativa de vida, estudios recientes revelan que hembras esterilizadas viven un 26% más que hembras enteras*.

 

Ventajas de la castración en las hembras

Las principales ventajas de la castración en las hembras (tanto para perras, como para gatas) son las siguientes:

  • La probabilidad de tumores mamarios se reduce casi al 100%. La esterilización precoz, alrededor de los 5 o 6 meses de edad (antes del primer celo), reduce a 99,8% la probabilidad de que la hembra pueda padecer tumores mamarios.
  • Mejora del comportamiento. Uno de los principales motivos para la castración es evitar el celo dos veces al año que afecta al cambio del comportamiento del animal.
  • Evitar camadas indeseadas.
  • Evitar las enfermedades que afectan al útero, como tumores, infecciones o piómetras (el útero se llena de pus), así como los quistes y tumores ováricos.
  • Prevenir la aparición de “pseudogestaciones” o embarazos psicológicos.
  • Evitar las molestias derivadas de los sangrados cuando la hembra está en celo.
  • Evitar alteraciones de conducta de la hembra en momentos puntuales, como durante el celo o un embarazo psicológico.

 

Ventajas de la castración en los machos

Las principales ventajas de la castración a los machos son las siguientes:

  • Evitar la monta de una hembra y la consecuencia de una gestación indeseada.
  • Permitir un mejor control de la conducta de machos muy impulsivos que se caracterizan por ser agresivos.
  • Reducir o eliminar la conducta del marcaje urinario.
  • Prevenir los tumores testiculares o de próstata.

 

¿Cómo es la castración en Clínica Veterinaria Velázquez?

En la Clínica Veterinaria Velázquez realizamos la castración mediante Ovariectomia laparoscópica.

Se trata de una técnica de cirugía de mínima invasión, es decir, menos “agresiva” que la convencional ya que no requiere abrir el abdomen del paciente. La cirugía se realiza con cámaras dimunitas y material especial a través de tan sólo 2 o 3 pequeñas incisiones.

Consideramos que esta es la mejor técnica de castración por las siguientes ventajas para el paciente:

  • El cuidado en el postoperatorio es mínimo.
  • Hay menos dolor.
  • No quedan cicatrices.
  • La recuperación es mucho mejor que el método convencional ya que no se “abre” el abdomen. En la misma tarde de la cirugía, la hembra se va a casa y puede hacer vida normal.

 

Contenido de interés relacionado en la Clínica Veterinaria Velázquez: Servicio de cirugía general, especialistas en Laparoscopia, Anestesia, especialistas en cirugía de mínima invasión

 

*Hoffman JM – Reproductive capability is associated with lifespan and cause of death in companion dogs. PLOS One on line