La leishmaniosis canina (“enfermedad del mosquito”) es una enfermedad muy grave. Si el perro sobrevive, se convertirá en un enfermo crónico que necesitará un estricto control durante toda su vida.

Es causada por un parásito llamado Leishmania infantum que se transmite por una pequeña mosca llamada flebótomo (mosca de la arena).

La prevalencia de la Leishmaniosis en España es muy alta, puesto que el clima mediterráneo favorece la presencia de flebótomos durante los meses cálidos.

leshmaniosis canina

La mayoría de los perros en nuestro país están expuestos a la picadura del mosquito durante una gran parte del año.

Tal y como se puede ver en el mapa superior, España puede ser calsificada en 3 zonas en función de la presencia de la enfermedad y si es una zona propia para ella: el área en color ROJO es una zona altamente endémica, el área en color NARANJA es una zona endémica y el área en color AMARILLO es una zona NO endémica.

Síntomas de la Leishmaniosis caninaLeishmaniosis-canina

Los síntomas son variados y no tienen porque coincidir todos a la vez. Los síntomas de la Leishmaniosis canina mas frecuentes son:

  • Lesiones en piel.
  • Pérdida de apetito o pérdida de peso.
  • Fallo renal.
  • Sobrecrecimiento de las uñas u “Onicrogrifosis”.
  • Anemia.
  • Diarrea.
  • Cojeras.
  • Lesiones oculares.
  • Hemorragia nasal o “Epistaxis”.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos a nivel local o generalizado, “Linfoadenopatía”.

Diagnóstico de la leishmaniosis canina

Mediante una sencilla prueba analítica podemos determinar si el animal está libre de la infección.

En la Clínica Veterinaria Velázquez podemos hacer este tipo de pruebas.

Prevención de la leishmaniosis canina

Existen insecticidas con acción repelente que protegen a nuestra mascota de la picadura del flebótomo.

Los repelentes reducen el número de picaduras pero no las evitan al cien por cien.

Vacunación contra la leishmaniosis canina

El objetivo de la vacunación es proteger al perro “desde dentro”, para que en caso de picadura por un flebótomo infectado se reduzcan las posibilidades de que el perro desarrolle la enfermedad.

Antes de vacunar es necesario realizar el test de diagnóstico de la leishmaniosis.

El primer año son necesarias tres dosis de vacunación y en años posteriores una inyección anual recordatoria.

 

Si necesita más información acerca de esta enfermedad o de los métodos de prevención no dude en contactar con nosotros, en la Clinica Veterinaria Velázquez podemos vacunar y tratar a su perro, estaremos encantados de poder ayudarle o resolver tus dudas.