Existen varias enfermedades que las garrapatas y las pulgas transmiten a los perros.

Al contrario de lo que muchos puedan pensar, estos parásitos no sólo provocan picor en nuestras mascotas, sino que también pueden transmitirle enfermedades importantes como la Ehrlichiosis, Babesiosis o Parasitosis, además de provocarles heridas, alergias, estress o incluso anemia.

La mejor forma de evitar todos estos riesgos y mantener a nuestra mascota a salvo es la medicina preventiva mediante el uso de repelentes y antiparasitarios prescritos.

En la Clínica Veterinaria Velázquez le ofrecemos todo lo necesario para que su mascota tenga salud y calidad de vida, consulte con nosotros los programas de desparasitación y prevención, así como la posibilidad de realizar diferentes pruebas en el caso de que crea que su mascota pueda estar afectada por cualquiera de estas enfermedades. Puede llamarnos al teléfono 915627769.

 

Enfermedades que las garrapatas contagian a los perros: Ehrlichiosis y Babesiosis

Ambas enfermedades son transmitidas por picadura de garrapata, y en algunos casos, el animal puede tener las dos enfermedades al mismo tiempo, llevando una enfermedad grave.

Los síntomas o signos clínicos son: letargo, depresión, anorexia, pérdida de apetito, fiebre, sangrado espontáneo por la nariz, manchas roja, pérdida de peso. En los perros infectados con Babesia, el color de la orina puede llegar a ser hiperpigmentadas, que es muy oscuro, como el color de la Coca-Cola.

El diagnóstico: se realiza mediante análisis de sangre y la principal característica de la enfermedad es un bajo número de plaquetas. También se puede observar anemia, aumento del bazo, entre otros cambios.

Cura y tratamiento: cuanto antes se diagnostica la enfermedad, mayores serán las probabilidades de éxito del tratamiento. Cada enfermedad es tratada de manera diferente y el tratamiento varía de 21 a 30 días.

 

Enfermedades que las pulgas contagian a los perros

Las pulgas pueden contagiar enfermedades a los perros, pero también pueden provocarselas:

Dermatitis o alergia a la picadura de pulga: es una de las alergias más frecuentes en perros y gatos. La saliva de la pulga provoca una fuerte reacción alérgica provocando intenso picor con pérdida de pelo, heridas y mal olor.

Parasitosis: La pulga puede transmitir un párasito llamado Dipylidium que provoca una diarrea intensa con moco. En infestaciones graves puede incluso dar ataques convulsivos en nuestra mascota.

Anemia: La pulga se alimenta de sangre. Si el perro o gato tiene una infestación grande, puede presentar signos de pérdida de peso y anemia.

Stress: tanto perros como gatos lo pasan muy mal con el intenso picor. Se rascan constantemente, llegando a sufrir un trastorno compulsivo por el excesivo prurito. En pacientes geriátricos, con problemas cardiacos y de columna, se agrava aún más pues no pueden rascarse o se cansan rápido pudiendo tener una crisis respiratoria por descompensación cardíaca.

Existen en el mercado varios productos para combatir las pulgas, incluso con un comprimido cada 3 meses podemos olvidarnos del problema de las pulgas y sobretodo mantendremos nuestra mascota sana. Pregúntanos sobre “Bravecto”.

 

Qué debemos saber de las enfermedades que las garrapatas y las pulgas transmiten a los perros

1. En el caso de Babesiosis, el animal puede haber sido infectado meses o incluso años antes y no mostrar síntomas clínicos hasta mas adelante, cuando la enfermedad ya se ha desarrollado.

2. Si la Babesiosis no se trata o si se diagnostica en un grado avanzado puede provocar la muerte del animal.

3. La Babesiosis es una enfermedadb extremadamente rara en los gatos.

 

Volver a “Consejos”